septiembre 21, 2021

¿Dónde está la poesía de la resistencia, la poesía del desafío honorable sin miedo a las mentiras de políticos de carrera y hombres de negocios, no respetuosa con el periodista que escribe discursos oficiales carentes de pensamiento educado sin preguntas agudas o subsuperficiales que exige la charla de guerra?

¿Dónde está la poesía de la duda y la sospecha no en servicio del estado, obispos y sacerdotes, no al beneplácito de gente guapa y promesas nocturnas, no en función de la influencia, la incompetencia y la academia charlatana de payasos?

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: