Don Juan

2020060701201956402

Se va ya el sol sacudiéndose el polvo del día.

Por la puerta que ha dejado sin cerrar entra la noche.

En su sillón frailero evoca Don Juan el amor de su vida.

Doña Inés fue el amor de su vida.

Doña Sol fue el amor de su vida.

Doña Ana fue el amor de su vida.

Doña Isabela fue el amor de su vida.

Doña Luz fue el amor de su vida.

Doña Rosa fue el amor de su vida…

Cada mujer a la que amó Don Juan fue el amor de su vida. A ninguna le fue jamás infiel: mientras amó a una a ninguna otra amó.

Ahora, viejo ya, Don Juan evoca a la caída de la tarde a doña Rosa, a doña Luz, a doña Isabela, a doña Ana, a doña Sol, a doña Inés, a todas las mujeres a las que amó y que lo amaron, y dice de cada una:

-Fue el amor de mi vida.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: