En una fiesta veo

a un apuesto psiquiatra

y deseo, como todos nosotros,

recibir su consejo de gratis.

Doctor, diré, se supone que soy poeta,

todas las cosas horribles de la vida

han sido para mí.

Aprendemos que la felicidad

es una comida china, mientras que

el dolor es un alimento para siempre.

Tengo miedo de olvidar

cómo cavilar y doctor,

otra cosa me tiene preocupado:

No bebo tanto como debería…

considerando.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: