septiembre 27, 2020

La pandemia está produciendo miles de desempleados.

¿Qué sectores han sido los más afectados y cuáles crecerán en los próximos meses?

Naturalmente, han sufrido más los sectores donde hay mayor riesgo de contagio y además son menos esenciales.

Por ejemplo, en transporte público hay riesgo, pero es indispensable.

Sin embargo, eventos masivos son de alto riesgo, pero podemos sobrevivir sin asistir a conciertos durante la pandemia.

Por otro lado, hay sectores que han sufrido indirectamente debido a la crisis económica: al haber menos dinero, la gente gasta sólo en lo más relevante.

Difícil para sectores cultural, deportivo y recreativo. Por ejemplo, se puede dejar de llevar a las hijas a clases extracurriculares, pero no dejar de comprarles comida.

También hay otros casos, como los restaurantes, que a pesar de que, tomando las medidas necesarias, tienen un bajo riesgo, al no ser esenciales, mucha gente prefiere no arriesgarse. O podría arriesgarse, pero no tiene recursos para gastar.

Por otra parte, negocios que se beneficiaban de oficinistas han tenido grandes pérdidas al haberse propagado el trabajo remoto.

Agregando las restricciones de ocupación, restaurantes, teatros, cines y otros negocios que ya han reabierto no tienen una perspectiva alentadora para los próximos meses. Será difícil que salgan de números rojos este año.

Los que han podido continuar trabajando de manera remota no han sido tan afectados.

Al tener escuelas remotas, se limita la posibilidad de dedicarle el mismo tiempo al trabajo, especialmente en familias con niños pequeños (asumiendo que ambos padres comparten responsabilidades formativas).

Ha habido contados sectores que se han beneficiado de la pandemia.

La mayoría ya tenían productos o servicios desarrollados, pero son precisamente aquellos que nos permiten realizar todo tipo de actividades en cuarentena: telecomunicaciones, entretenimiento remoto, educación remota, entregas, logística, etcétera.

Podríamos pensar que les está yendo bien a los repartidores en bici o moto. Al principio de la cuarentena un poco, aunque muchos prefirieron no arriesgarse al contagio.

Después, muchos de los que perdieron su empleo empezaron a trabajar como repartidores, por lo que hay más oferta/demanda de la que había antes, y cada repartidor gana menos en promedio.

¿Qué oportunidades laborales se avizoran en la nueva normalidad?

Es natural que se favorezcan trabajos remotos, pero no todos los empleos pueden digitalizarse, ni todos tienen las condiciones necesarias para realizarlos.

Quisiéramos trabajos esenciales y de bajo riesgo. Pero hay más desempleados que ofertas laborales.

Aún cuando se restablezcan las posibilidades de realizar la mayoría de las actividades laborales hacia fines de año o principios de 2021 (en un escenario optimista y sin rebrotes), el hecho es que los empleos y negocios no se recuperarán ni siquiera hacia fines de 2022 si no se toman medidas drásticas.

No podemos atenernos a que el comercio informal satisfaga las necesidades de millones de ciudadanos y sus familias. Tampoco podemos permitir que suba la criminalidad debido a un aumento en carencias.

Y sería conflictivo que la desigualdad aumente todavía más, pero difícil de evitar, ya que quienes tienen capital están apropiándose a bajo precio de lo que pueden a consecuencia de bancarrotas.

¿Cómo reactivar la economía?

Las grandes obras públicas pueden ayudar,

pero ¿serán suficientes?,

¿qué pasará cuando se concluyan?

Como ciudadanos, debemos de hacer lo que esté a nuestro alcance para generar empleos.

Un ejemplo: con la nueva normalidad, mucha gente prefiere no usar transporte público. Muchos no quieren o no pueden comprar un auto, aunque sea usado. Hay escasez de bicicletas a nivel mundial.

Así como se podría promover la fabricación nacional y uso masivo de bicicletas, hay muchos nichos que se han ampliado con la nueva normalidad.

Sobreviviremos, pero tendremos retos laborales, económicos y sociales inconmensurables en los próximos años.

Ayudará si estamos conscientes de que todos vamos juntos en el mismo barco.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: