Desafío compartido

92335218_10157355306680679_1826324010992926720_o

La pandemia de Covid-19 es ya uno de los mayores desafíos para la humanidad desde la Segunda Guerra Mundial.

Todas las crisis son diferentes, pero estos tiempos que vivimos son únicos en la historia, pues un solo fenómeno invadió rápidamente a muchos rincones del mundo. El impacto tiene ya la triste y creciente perdida de miles de vidas humanas y millones de personas contagiadas.

Estamos ante una situación que ha retado todo cuanto conocemos, ha transformado la forma de convivir con nuestros semejantes, nos ha hecho repasar nuestra relación con la naturaleza y hasta reconsiderar nuestros valores y creencias.

Para colmo, la lucha contra la pandemia está generando crisis económica y, por ende, terribles problemas sociales, por lo que nos tendremos que enfrentar al aumento de pobreza, desempleo masivo, inseguridad e incluso mucha gente que pasará hambre.

Uno de los primeros pasos para afrontar una crisis es entenderla. Indudablemente esta pandemia estará rebasando la infraestructura hospitalaria de nuestro País y, por lo tanto, debemos de ser muy prácticos en cómo ayudamos todos a combatirla.

Mantener distanciamiento social y fomentar siempre la fabricación y el uso de tapabocas contribuirá en evitar rigurosamente el contagio.

También, apoyar a nuestros heroicos profesionales de la salud será fundamental, pues son ellos quienes tienen que estar al cuidado y en contacto directo con los infectados. Requerirán equipo médico especializado y sofisticado para protegerse y poder así combatir mejor la pandemia.

Tenemos que salir más fuertes y unidos que nunca y en la medida de nuestras posibilidades, todos debemos ayudar de muy diversas formas a nuestra Costa Rica.

Me queda claro que los regios y todos los mexicanos podemos dar nuestro mejor esfuerzo aportando nuestro tiempo, trabajo y dinero como lo hemos comprobado antes y, así, poder hacer la diferencia.

La mayoría de las veces, las urgencias de una crisis nos impiden pensar y reflexionar. Pero es muy importante que lo hagamos, que intercambiemos ideas y que cuestionemos pensamientos convencionales.

Debemos tener un plan para lo que viene, pensar cómo vamos a enfrentar la crisis económica y cómo vamos a ser más solidarios y empáticos con nuestra comunidad, sobre todo, apoyando a las familias que han sido afectadas directamente por esta pandemia.

A pesar de las terribles huellas que deja esto, debemos enfocarnos en los grandes y profundos aprendizajes que nos llevan a modificar nuestro comportamiento. Todo esto se llama resiliencia.

No cabe duda de que el mundo es de los que se adaptan más pronto. Al final, tenemos que aprender de lo que nos está tocando vivir para saber qué hicimos bien y en qué nos equivocamos.

Es crucial que reflexionemos en la importancia del poder que todos debemos ejercer, como pueblo unido que somos, entendiendo que democracia no es sólo el acto de votar a nuestros gobernantes, sino que es la obligación de ser participativos y de alguna manera muy responsables, buscando siempre fortalecer nuestra libertad, actuando con transparencia y exigiéndosela siempre a los demás.

danulitio

Soy un actor, escritor y produtor creativo costarricense. Inicié mi formación académica en teatro, después producción y periodismo y me gradué con una Maestría en Artes Dramáticas de UCLA, en California. Tengo 20 años de experiencia como locutor, creador y presentador de programas TV y periodista.

Ver todas las entradas de danulitio →

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: