octubre 22, 2020

En lo más alto de la alta sierra que llaman de Los Habaneros hay una cueva.

Desde lejos se alcanza a ver su entrada como la boca de un animal negro.

Dicen que esa cueva no tiene final.

Dicen que si alguien entra en ella, a pocos pasos de la entrada lo absorbe un viento oscuro y ya nadie jamás lo vuelve a ver.

Dicen que en esa cueva hay más oro y hay más plata que toda la plata y todo el oro que en el mundo se han hallado.

Dicen que en esa cueva están los cuerpos momificados de los millares de hombres que han querido entrar en ella.

Yo no me acerco a esa cueva.

Temo que en su puerta me asalte la tentación de entrar.

No me atraen el oro ni la plata.

Me atrae el misterio.

Y hay misterios más peligrosos que la plata y el oro.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: