enero 15, 2021

No estoy para nadie.

Si me busca el vecino díganle que salí.

Si Obama me busca díganle que no me encuentro.

Si la Madre Teresa se aparece díganle que desaparecí.

Más aún: si la Trevi pregunta por mí díganle que ando de viaje y que no saben cuándo regresaré.

Sucede que hoy tengo una cita con mi infancia. Con todo lo que vino después.

Una cita con mi padre.

Una cita con el amigo, reunidos en mi casa en torno a la buena conversación y contenidos de cultura popular.

Tengo una cita con la tradición; con los recuerdos y el presente…

No estoy para nadie.

Estoy con mi padre.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: