Daniel Ulibarri

Como la noche sigue al día

Dicen que hay formas de contener el dolor como la noche sigue al día sin saber cómo fue la mañana…

Duele como nunca cuando el siempre es ahora,

cuando el ahora es un tiempo que no se acepta ni se permite.

No hay una versión de mañana si no se reconoce el ayer, ni se habla de la siguiente semana.

El hoy no tiene forma de hoy…

Solo una idea, un soñar y suponer con un futuro que podría pero nunca parece que llegará a ser,

No volví a escuchar un sí y si el para siempre demuestra que estoy equivocado, dolerá con el dolor de antes que nuestro antes.

Tendrá que llevarme el tiempo consigo como su único amigo, siempre igual y nunca suficiente,

una transformación pendiente, con sus por qués abiertos a interpretaciones y supuestos.

Por lo tanto, la vida me ha dado mucho en qué creer, pero mayores las dudas que me deshacen junto lo que supe y aún sé:

que como la noche sigue al día, el dolor es lo único seguro…

ese tener que comenzar de nuevo y otra vez.

¿Acaso no me ves?

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: