Daniel Ulibarri

Comandos

 

Desgarrando nombres de nubes, comandos de niebla perforada empapan las costillas del infierno con órdenes de olvidos opacos.

 

Recortan el amanecer del crepúsculo de los libros, desatan el auditorio vacío de una canción sobre un jardín de potros mudos.

 

Desgarran nombres de la niebla y las nubes perforadas que lloran desde sus entrañas, que se cortan las agallas con cuchillos de gran dureza.

 

Los comandos encierran fantasmas como piel de rana, arrastran las piernas por un sendero anclado a una escalera desangrada.

 

Desde que sangra la tierra, se acumula el rojo como la tierra en el caos del hormiguero.

 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: