enero 16, 2021

Dijo el clérigo Fulánez:

Yo represento a Dios. Él habla por mi boca. Lo que yo digo es como si lo dijera Él. Aquellos a quienes yo condene serán condenados por Él, y sólo aquellos a quienes yo ofrezca salvación estarán salvos. En nombre del Señor ataré y desataré. Mi voluntad será la suya. Interpretaré su palabra, y mi interpretación será la única que valga. Fuera de mí no podrá haber salvación.

Un día le llegó el día, y murió el clérigo Fulánez.

Le dijeron a Dios:

Está aquí el clérigo Fulánez.

Y preguntó el Señor:

¿Quién es el clérigo Fulánez?

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: