marzo 6, 2021

Ciudad de Magia, te abrís, separás tus cortinas

y sonreís como una anfitriona

cuando llamamos tu nombre,

ofrecés lo que necesita cualquier viajero,

un llamado al alivio, un bálsamo, una bondad,

sea cual sea la tormenta. Vos nos acogés.

Ciudad de Gracia y Benevolencia,

decís saber lo que significa consuelo,

Ciudad de la fama, lo sostenés quieto,

laurel en tu corona, abanico haciendo viento

para calmar tu rostro y llenar las alas

del águila extendida hacia arriba

para prometer, para repetir hasta dónde llegarás.

Ciudad del Recuerdo, te mantenés tan bien,

Ciudad del Abrazo, redondeado tu marcha,

pensando que no era hasta que uno quería

que el mundo sería diferente,

que uno miraría todo con voluntad y emoción.

No te pregunto, pero algo cambió…

Alguien se perdió y no fui yo, Ciudad:

¿podrías ayudar a este hombre

a encontrar a su amigo?

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: