Daniel Ulibarri

Chispas

 
Si me convierto en vos por la fuerza
 
de la costumbre, el estruendo de la suerte,
 
o simplemente normalmente, según la ocasión…
 
No románticamente, sino porque examinando
 
a través de mí mismo, me doy cuenta
 
de que estoy pensando en tus pensamientos
 
y vos en los míos, entonces es posible
 
que ambos habitemos.
 
El cuerpo que duerme a tu lado y fragmentos
 
concisos de la persona que pensabas que eras,
 
en parte por decisión, en parte deseo,
 
en parte amor celestial, o todas estas cosas
 
esparcidas por la tierra, como chispas.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: