fbpx
Daniel Ulibarri

Cariños

La ropa interior repentina

al pie de las escaleras declara

un absoluto pretensivo tan brillante

que pensarías que duraría más que el mundo.

Pero no es así.

El cocinero que prepara cabriolas,

un sustituto, y su ayudante inútil,

atravesado directamente en

el tiempo hasta este lugar,

tienen más poder de permanencia

y viven más plenamente en

el momento actual de despidos dinamitados

y amores improvisados…

los pequeños asuntos

a los que me refiero.

Un bombón femenino y vaguloso

agarra a un chico por las bolas

y se va relinchando en la noche,

de lo que cualquier moralista

desacreditado podría idear, cariños…

Amante del humo, la gasolina, los químicos y preservantes. Quienes son amantes del "fitness", el gimnasio, las dietas y los maratones y cualquiera que abrigue escrúpulos de moralina, se encierre en sus 'tiquismiquis' de conciencia y provincialismos santurrones, deje de lado estos renglones ahora mismo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: