Los marineros le preguntaron al capitán del barco:

¿A dónde vamos?

Respondió el capitán:

A un lugar mejor.

Preguntaron los marinos:

¿Qué rumbo tomamos?

Respondió el capitán:

Éste.

Dijo en seguida:

Aquél.

Corrigió luego:

Ese otro.

Y luego:

El de más allá.

Un marinero comentó en voz baja:

No sabemos a dónde nos llevará el capitán.

Dijo otro:

Tampoco él lo sabe.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: