miro en el espejo todas las papas fritas

que he comido este mes:

se han acumulado

como una tesis universitaria

en el fondo de mi vientre,

mi barriga, país que

estoy tratando de amar.

mi boca es una amante

dedicada a vos,

mi barriga, mi amiga.

los pájaros improvisarán

una canción juntos

con vientos tuyos…

tu ejército de sólidos,

milicia de grasa.

los humanos que amamos el exceso,

también amamos ropa que nos quede,

y nos negamos el lujo

de unos estrechos pantalones.

la comodidad precede a la mezclilla.

si entrara a una prisión de moda,

mi medio se las arreglaría

para evitar  sufrimientos.

mi grasoso instinto, mi tripa obediente,

vestiré una casa para vos

en la que podás vivir, barriga:

muros garantizados para abrazar

tus carnes en crecimiento,

y mirar cómo alcanzás todo lo posible.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: