septiembre 21, 2021

Te voy a matar con amor;

Te voy a asfixiar con abrazos;

Te voy a abrazar, hueso a hueso,

Hasta que estés muerto por completo.

Entonces cenaré con tu deliciosa médula.

Te convertirás en mi Sahara personal;

Me tomaré el sol con vos, luego con un trago

Escurriré bien el agua salobre restante.

Con mi espada tallaré mi nombre

En tu palma más aspirante

Antes de que te la corte.

Entonces inhalaré todo tu último oasis.

Pero en el desierto total te convertís

Me verás estirar, horizonte a horizonte

¡Espejismo opulento!

Vistas resplandecientes de cristal,

adornadas con oro.

Entonces convocarás cada grano de arena seco

Y avanzarán hacia mí en ondulantes dunas

Hasta que llegués al ultramar repentino:

Un Mediterráneo para acariciar tus polvorientas costas;

Verdor obstinado arrastrándose tierra adentro, renuevos rápidos

Tus baldíos; los suculentos brotes por todas partes,

¡Vida sorprendente! Y seré así de verde.

Cuando estés alimentado y regado, floreciendo

Con brotes entrelazados enrejado, cúpula y aguja,

Hasta que resucités, campo en flor,

Te devoraré, mi alimento natural,

Mi anfitrión, mi última cena en la tierra,

Y empezarás a morir de nuevo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: