septiembre 27, 2020

91544538_10157346334730679_8167553983259344896_o

De la noche que me cubre

Atrapado en el hoyo donde me dan palo,

Doy gracias a los dioses que existan

Por mi alma inconquistable.

En la marcha de las circunstancias

No me he estremecido, ni he llorado en alto.

Bajo los golpes del azar

Mi cabeza está sangrienta, pero erguida.

Más allá de este lugar de lágrimas e ira.

Brillan terrores excepto en las sombras.

Y sin embargo, con la amenaza de los años

me encontrarás consciente, valiente, elocuente.

No importa lo estrecha que sea tu mente

O cuán cerradas las puertas que atrapan,

Yo soy el amo de mi destino,

Soy el capitán de mi alma.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: