Ir a la barra de herramientas
noviembre 26, 2020

El reverendo Rocko Fages, pastor de la Iglesia de la Tercera Venida (no confundir con la Iglesia de la Tercera Avenida, que permite a sus fieles el adulterio a condición de que lo hagan con cubreboca y gel), dedicó su sermón a hablar en contra del baile.

Dijo que era antesala de la fornicación, invento de Satanás para llevar las almas al infierno, ocasión de la cual podían derivar 132 pecados directos y 403 indirectos.

Profunda impresión causó en los feligreses la homilía, por lo cual constituyó grande sorpresa para la hermana Sister ver al pastor, acabado el servicio e ida la gente, cometiendo de pie el pecado de la carne con la pianista de la iglesia, a la que tenía recargada contra el piano mientras realizaban ambos aquel acto pasional.

Advirtió el pastor la presencia de la hermana y le dijo a manera de justificación: “Pero no estamos bailando ¿eh?

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: