septiembre 20, 2020

Bailamos al ritmo de los continentes que se mueven bajo nuestros pies

Bailamos al ritmo de una raza nueva, mejor y más rápida

Bailamos al ritmo de la radioactividad bloqueando las salidas

Bailamos al ritmo de falsos académicos y genios nunca reconocidos

Bailamos al ritmo del conocimiento distorsionado transmitido y repetido

Bailamos al ritmo de un retumbar distante

Bailamos al ritmo de la mutación silenciosa

Bailamos al ritmo de cerebros que nunca evolucionan

Bailamos al ritmo de los besos malos y el clic de los dientes

Bailamos al ritmo de la oportunidad golpeando

Bailamos al ritmo de un desalojo al lado

Bailamos al ritmo de otra rebelión reciclada, de consolidar insumos y por la otra multitud que los pierde

De tu voz rompiéndose en estática

De los suburbios ardiendo

De la comunicación enloquecida

Bailamos al ritmo y no paramos

Y no paramos

Bailamos al ritmo de un amor perdido y luego recuperado

Bailamos al ritmo del código fuente y conjurando

Bailamos al ritmo de la gravedad dándonos un descanso

Bailamos al ritmo

Bailamos al ritmo

Bailamos al ritmo

Bailamos…

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: