septiembre 21, 2021

Me despierto con frio, yo quien
He prosperado a pesar de mi sangre que hierve.

Despierto entre mis residuos:
Sudor y una sábana adherida…

Mi carne fue su propio escudo:
Donde fue herida, sanó.

Crecí mientras exploraba
El cuerpo en el que podía confiar
Incluso mientras adoraba
El riesgo que hizo robusto,

Un mundo de maravillas en
Cada desafío a la piel.

No puedo más que lamentar
Que el escudo dado estaba agrietado,
Mi mente reducida a prisa
Mi carne se redujo y se pudrió.

Tengo que cambiar la cama,
Pero me atrapo a mí mismo en cambio

Detenido en posición vertical donde estoy
Abrazando mi cuerpo
Como para protegerlo de
Los dolores que por mí atravesarán

Como si las manos fueran suficientes
Para contener una avalancha.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: