Daniel Ulibarri

Anoche

 

El invitado que vino anoche a las cenas populares de la calle,

 

Un anciano con la cara de un niño inteligente perdido y una mirada

 

Como si pudiera volverse contra vos en un corto plazo,

 

Como si acabara de venir a este mundo y fuera extremadamente

 

Cauteloso sobre cómo iba a ser el mundo, y dijo:

 

Si te hago una pregunta, ¿me darás una respuesta veraz?

 

Yo dije: “Eso depende de cuál sea la pregunta”,

 

Pensando que el pequeño anciano se veía sofisticado y

 

Como si de hecho hubiera estado mucho tiempo en el mundo.

 

Y asumió un tono correcto, tal vez lo hizo, o tal vez no;

 

En cualquier caso, pasó a hacer la pregunta,

 

Cuando entro en lugares como este y hay personas sosteniendo tazas de café en sus labios y me miran, ¿Están a punto de beber el café o de no beber el café?”

 

Estaba equilibrando el mundo en la punta de su nariz ingeniosa e ignorante.

 

Sentí que me estaba cayendo en cualquier otro lugar que en vez de allí.

 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: