Daniel Ulibarri

América

La radio hace clic: es esa América tan hinchada,

ya despierta vendiendo la agotadora obligación

de “felicidad” mientras se debate si es posible

que un hombre que mata a cincuenta personas en

cinco minutos con un arma automática

que compró con ese fin es un enfermo mental.

O un terrorista. O si los terroristas son enfermos mentales.

Una reina de belleza cuestiona si matar tantas personas

con armas sofisticadas es un signo de enfermedad

o de una maldición de un cielo oscurecido por el

terror de los pájaros en el cielo y en los suelos.

La radio hace clic. Fuego verde. Fuego azul.

Las inmensas bandadas de pájaros aterrorizados

siguen subiendo en ola tras ola sobre las aguas

en el tiempo del sueño, gritando agudamente.

En América un barco extranjero atraviesa el vasto

interior de la tierra prometida. Suena el radio.

Los árabes, asegura un comentarista, requieren

mano dura, el eco de asombrosas explosiones…

El agua parpadea con el viento de alas que bailan

a ritmo del ejército que más inocentes ha matado en años.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: