Daniel Ulibarri

Algo diferente

Que los muertos son reales para

los vivos se puede negar.

Los vivos son más reales

cuando mueren.

Aterroriza que esos muertos puedan resucitar.

Es posible suponer.

Todas las estrellas no pueden acercarse

a todo lo que encontramos en un ojo.

Huyó de mí, el miedo, como hollín.

Voló en una brisa, no se quemó.

Ni se ausentó de mi vista.

Lo he probado el tiempo suficiente,

puedo saborear algo diferente.

Quien despierta a mi lado ahora se

adapta a mi alma, así que recurro

a las palabras solo para decir que cambia.

En su túnica, susurra una página,

levanta la tapa del piano para liberar