octubre 20, 2020

¡Ayúdeme por favor, señor alcalde! ¡Mi esposa se fue con otro hombre!

El alcalde es la autoridad que más cerca está de la gente.

Sobre todo en los pequeños pueblos le toca conocer aun de las cuestiones domésticas de los vecinos.

Por eso decía El Alcalde:

“A los ministros los nombra el Presidente. A los alcaldes los debe elegir el pueblo”.

Cuando al alcalde de aquel villorrio un hombre le pidió ayuda porque su mujer se había ido con otro, el munícipe le dijo:

-Mirá, Fulano: carta que no llega y mujer que se va no hay que buscarlas. Pero voy a ayudarte. Vení conmigo.

Lo condujo a la calle y le indicó:

-¿Ves a aquella señora que está barriendo allá la acera de su casa? Es mi esposa. Llevátela. Vas a salir ganando vos, va a salir ganando ella, y de paso también voy a salir ganando yo.

Cosas de pueblo son las que en ocasiones cuento.

Son las mejores cosas.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: